Satélite Marista

Educación y COVID-19

single-image

19 marzo 2020

Por: Alonso Beraún

El Tecnológico de Monterrey, en el Observatorio de Innovación Educativa, publicó, el 19 de marzo del presente, un artículo titulado “Educación en tiempos de pandemia: el desafío de la equidad en el aprendizaje durante la crisis del COVID-19”, escrito por Paola Estrada Villafuerte.

En el artículo se señala que “las medidas llevadas a cabo ante la rápida propagación del coronavirus reflejan la realidad inequitativa que viven muchos estudiantes fuera de las aulas”.

Por otro lado, en este contexto, la institución llamada escuela se ha visto en crisis, ha dejado de ser el ámbito de aprendizaje por excelencia. Los niños no están en la escuela. A la fecha, según datos de la UNESCO, más de 861.7 millones de niños y jóvenes en 119 países se han visto afectados al tener que hacer frente a la pandemia global que nos ha sacudido este año.

Los hogares se han convertido en los espacios privilegiados para aprender y vivir valores. Sin embargo, en ciudades donde el 70 % de los estudiantes vienen de familias de bajos ingresos, llevar la escuela a casa significa enfrentarse a no poder ofrecer comidas adecuadas, vivencia de valores y, mucho menos, la tecnología o conectividad necesarias para el aprendizaje online.

Se señalan algunos medios a distancia para salvaguardar la continuidad de aprendizajes de nuestros estudiantes, pero la realidad se muestra preocupante por la gran cantidad de estudiantes sin acceso a medios on line. De aplicarse estas medidas, es probable que se beneficie a los que más poseen con una alternativa de educación on line, incrementando la inequidad, las brechas con los estudiantes que menos tienen, especialmente los más vulnerables.

La realidad también nos señala que la mayoría de nuestras escuelas y de docentes no están preparados para afrontar una educación digital para nuestros más de seis millones de estudiantes a nivel nacional. El INEI informa que, a nivel nacional, solo el 29.8% de hogares del país tienen acceso a internet. Según el diario Gestión, estamos hablando que solo el 20% de la educación particular de Lima que, en la actualidad, estaría en condiciones de brindar una educación on line.

Otro punto a considerar es que “el mayor cambio que requiere el aprendizaje virtual es la flexibilidad y el reconocimiento que la estructura controlada de una escuela no es replicable en línea”, según manifiesta Noah Dougherty, director de diseño en la consultora de educación, Education Elements, señala el artículo.

Nos enfrentamos al enorme desafío de garantizar la equidad en el acceso a una educación de calidad para los estudiantes que, en este momento, están en sus hogares, en las distintas regiones de nuestro país.

Junto con ello, esta pandemia nos está dando señales del requerimiento para el desarrollo de habilidades para enfrentar problemas, tales como “la toma de decisiones informada, resolución creativa de problemas y, sobre todo, adaptabilidad”, añadiéndose el cuidado de la casa común y la resiliencia, capacidad de los seres humanos para adaptarse positivamente a las situaciones adversas individuales, familiares, comunitarias, culturales.

Fuente: observatorio.tec.mx

Foto: Pxfuel

Te puede interesar