HASTA VOLVERNOS A ENCONTRAR

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Por: Cecilia Valdivieso y Dalila Aliaga.

…Y sucedió que de un día a otro nos vimos alejadas de lo nuestro, de nuestra escuela, de nuestras aulas y de lo más preciado; nuestros estudiantes.

Decidimos, por cuenta propia, todo el equipo de Primaria del Colegio “Cristo Rey”, enviar actividades generadas por nosotras mismas, a través del ws o correo.

Y de pronto nuestro WhatsApp explotaba, con todos los mensajes y tareas resueltas que nos enviaban

Es así que un 16 de marzo nos tuvimos que enfrentar a una pantalla y en ella se mostraba nuestro director, que nos envió una invitación por zoom, indicándonos cómo interactuar, en qué hacer clic para pedir la palabra, cómo activar y desactivar pantallas y micrófonos. Y, entre tensiones, risas y sorpresas nos vimos frente a nuestros niños y niñas, invitados para iniciar nuestras “clases”.

Cuántas dificultades para ingresar al enlace, cuántas tensiones para aprender a compartir algún documento, inmensos minutos de trabajo para aprender lo que el encargado de la plataforma nos iba mostrando. Las dos (Ceci y Dalila) anotando uno y otro dato acerca de qué hacer, cómo hacer…

Sentimos que han sido días de mucha tensión, de mucha dedicación a lo tecnológico, de infinitas horas diciéndonos lo que hacer, mostrando pantallas, anotando pasos.

Hoy vemos lejos esos momentos. Ya sabemos programar reuniones, hacer presentaciones, descargarlas en ppt, hacer documentos en las aplicaciones del drive.

Y nuevamente tendremos que desaprender para iniciar otros aprendizajes ahora con el canvas…Que asumiremos con mucho entusiasmo porque es un nuevo reto, pondremos todo nuestro  esfuerzo y dedicación y esperamos que los que nos capaciten tengan paciencia, sabiendo que  somos la generación baby boomers , lejos de  la Generación Z

En estos últimos días que estamos entrevistándonos con nuestros padres de familia, nos invade una enorme satisfacción al saber, que nada fue en vano: ellos señalan que están muy satisfechos de lo que se trabaja y de cómo se trabaja virtualmente, de cómo, a pesar de las circunstancias su niños están más organizados, adaptados, que han generado cierta autonomía para poder ingresar y desenvolverse en sus clases, en presentar sus evidencias con gran calidad.   Quizá esto no sea suficiente para nosotras. Lo que sí marca de alegría nuestros rostros y de satisfacción a nuestras vidas es ver cómo podemos interactuar con nuestros chicos y chicas durante las clases, cómo hemos podido aprender a hacer experimentos desde nuestro lugar y con ellos, cómo se ha logrado cumplir con las normas de convivencia que voluntariamente generaron. Escuchar sus respuestas, sus hipótesis, sus opiniones, plantear sus compromisos en los que involucran a su familia es genial; tanto  como  escucharlos, a primera hora de la sesión, cuando se dirigen a Dios para agradecerle por la vida, para pedirle perdón por lo que a veces se portan mal con sus papás y cómo suplican por el bienestar de los que están en primera línea en esta pandemia, por los que han partido, por todos los que estamos reunidos; en verdad es inmensa la alegría que sentimos. Y tal vez esto es lo que más recordemos de aquí a unos años.

Estamos convencidas que la crisis nos ha permitido reinventarnos, fortalecernos, hermanarnos, nos ha vuelto resilientes, gozamos con los logros de nuestros muchachitos, que con tan poco edad toleran estos momentos de encierro, a pesar de añorar estar juntos en su colegio.

Desde aquí, un horizonte solo visionamos: ¡el volvernos a encontrar!

Colegio Santa Rosa
Satélite Marista
Feliz Aniversario Querido Colegio Santa Rosa

Los Maristas encontramos en la 𝙂𝙍𝘼𝙏𝙄𝙏𝙐𝘿, la manera más apropiada de retribuir a Dios y a las personas por todo lo que hicieron y hacen en beneficio de cada una de las vidas que se nos confiaron.

Leer más »