San Marcelino Champagnat: mensajero de esperanzas e ilusiones

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

El pasado mes de junio hemos cumplido 93 años, enfrentando un nuevo reto, seguir evangelizando en una educación a distancia, donde la tecnología nos desafía a nuevas formas de llegar a nuestros alumnos. Ellos también han tenido que adaptarse a este nuevo sistema, donde ya no se encuentran en las aulas de su colegio, en el patio, o en el coliseo; hoy se encuentran a través de una pantalla que se convierte en su ventana al mundo. Nosotros como padres, también hemos tenido que reorganizar nuestros espacios en casa, nuestros tiempos para poder realizar el teletrabajo y a la vez acompañar a nuestros hijos en sus clases diarias.

Marcelino Champagnat fue un hombre visionario para su época, vivió en un tiempo de gran agitación cultural, política y económica, de crisis en la sociedad y en la Iglesia. En este contexto pasó de dar catequesis a darle contenido educativo a su preocupación religiosa, crean- do pequeñas escuelas rurales. Él respondió al contexto  de su época salvando muchos obstáculos confiando en Dios, acompañado por sus hermanitos. Como buen líder, en el momento en que más se necesitaba; Marcelino fue un mensajero de esperanzas e ilusiones.

 Hoy vivimos en un contexto diferente que jamás habíamos imaginado. Nos encontramos en un momento difícil, donde hemos aprendido a ser resilientes, a adaptarnos a las nuevas situaciones, sacando lo mejor de cada uno, motivando a la persona que tenemos al lado, convencidos que lo más importante es caminar juntos, construyendo puentes que nos lleven a generar un futuro con muchas posibilidades para todos.

Renovemos nuestro compromiso con el sueño de Marcelino Champagnat, quien afrontó circunstancias difíciles como las que estamos pasando, y no desistió en su pacto de fe y dedicación a los jóvenes, características que intentamos imitar para hacernos fuertes y sobrellevar estos tiempos de preocupación, contagiándonos de su carisma trabajando siempre a la manera de María

Que Marcelino inspire nuestro camino y nuestra Buena Madre nos acompañe siempre.

Angela Montoya Granda                                                                                                                                                                                                  Directora

Equipo Educación
Satélite Marista
Ventajas de la Acreditación

Como familia global, las obras Maristas del sector Perú se presentarán como organizaciones eficientes y sobresalientes en sus labores y gestión por evangelizar y educar.

Leer más »